En un recorrido por el centro de la ciudad la secretaria de Integración Social, Xinia Navarro, visitó tres zonas importantes en donde se adelanta la estrategia de Comedores Comunitarios/Cocinas Populares que fortalece la seguridad alimentaria de las personas más vulnerables en la ciudad.

La secretaria de Integración Social, Xinia Navarro, aseguró que la entidad trabaja con ahínco para llevar comida a las familias más pobres y vulnerables de la ciudad y continúa con la transformación de los servicios para ampliar la cobertura. 

“400 personas serán atendidas en cada jornada por comedor, lo que significa un aumento de cobertura que pasa de 32.700 a 36.000 cupos este año. Había mucha dispersión, había espacios pequeños, otros grandes, lo que hicimos fue estandarizar el número de usuarios en los comedores comunitarios”, aseguró la funcionaria.

Sobre el servicio de atención en estas unidades operativas, Navarro agregó: “Esta modalidad tendrá tres opciones, el 30 % presencial cuando la alerta de autoridad sanitaria lo permita. El 70 % podrá venir a recoger esa comida, pero hay un porcentaje importante que evaluará el comedor para aquellos participantes que no puedan salir porque no pueden caminar, si la persona no puede levantarse de su cama, si no tiene como salir se hará la entrega a domicilio”.  

El Centro de Desarrollo Comunitario Santa Fe – Candelaria fue el punto inicial en donde la secretaria, por medio de un chef invitado, vio los detalles de la preparación de los paquetes alimentarios que son distribuidos por los troperos y troperas a las familias que están en riesgo de inseguridad alimentaria.

En el Comedor Comunitario Las Cruces, un equipo de profesionales hizo la entrega de paquetes alimentarios a las familias que se encuentran en sus viviendas, que por limitaciones de movilidad no pueden desplazarse al comedor y que previamente fueron identificados en territorio por la Tropa Social.

La actividad terminó en el barrio San Bernardo, allí fueron distribuidas raciones de sopas calientes a población habitantes de calle, coroteros, cachivacheros, recicladores, personas que ejercen actividades sexuales pagas, además de población migrante e indígena.

Las entregas de comida en los Comedores Comunitarios – Cocinas Populares se dan bajo estrictos protocolos de bioseguridad y distanciamiento social estipulados para la entrega de alimentos en el marco de las restricciones que actualmente se manejan por el Covid-19.

Las modalidades de atención, según explicó la jefe del sector social seguirán siendo las implementadas anteriormente: Presencial, consumo en casa y entrega a domicilio.

El consumo de los alimentos en el comedor tendrá una ocupación del 10 %, cumpliendo con los protocolos de bioseguridad para evitar el contagio por el Covid-19 estipulados en el Decreto 039 de 2021.

Para el consumo en casa, los participantes o un representante del grupo familiar podrán recoger los alimentos en los recipientes retornables entregados previamente en el comedor.

La entrega a domicilio se hará para las personas mayores o aquellas que no puedan movilizarse, personal del comedor realizará la entrega de raciones a domicilio, evitando exponer a este tipo de población a contagio por Covid-19.

“La transformación de los servicios llegó para quedarse, Integración Social tiene que avanzar, mover el aparato administrativo en servicio de los pobres y vulnerables de Bogotá. Ampliar la cobertura de los servicios, tenemos que llegar a más personas y eso significa transformar todo lo que venía con el Sistema Distrital de Cuidado, la crisis social por pobreza y todo lo que implica la estrategia territorial de la Tropa Social”, concluyó la secretaria Xinia Navarro.

Xinia Navarro – Secretaria de Integración Social
About Author

Nicolas Espinosa Estevez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola En que podemos ayudarte