“PlantCAR” es el nombre del nuevo proyecto de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), a través de su regional Chiquinquirá, mediante el cual se construye un vivero que permitirá donará plantas a la comunidad y contribuir de esta manera a lograr la meta de sembrar cinco millones de árboles durante este cuatrienio.

La implementación del proyecto también tiene un componente de manejo de residuos postconsumo, pues las bolsas que se utilizan para la siembra son aportadas por los ciudadanos de tal forma que se haga un adecuado uso y disposición dentro del ciclo de la economía circular.

“Este es un vivero compuesto por dos mil plántulas tiene un mensaje para esas personas que vienen a la Corporación, que por demás son muchas, a pedir una planta para sembrar en sus casas: tenemos algo para entregarles con el fin de contribuir a mejorar el ambiente y además los invitamos a que, por ejemplo, nos donen las bolsas donde viene la leche para que una vez que estén desocupadas les demos la vuelta y las lavemos para que no contamine. Nuestro objetivo es desarrollar el proyecto en las demás regionales de la CAR”, aseguró Luis Fernando Sanabria, director de la CAR, en su visita al proyecto.

Adicionalmente, el vivero contribuye al cumplimiento efectivo de las medidas de compensación de algunos proyectos que requieren permiso por parte de la Corporación y que en muchas ocasiones no se llevan a cabo por falta de material vegetal.

“Vamos a regalar estos árboles a la comunidad que en realidad más lo necesita, nuestros usuarios o solicitantes que tienen Sisbén 1 y 2, y que solicitan un permiso a la Corporación para una concesión de aguas o un aprovechamiento de árboles aislados, y como medida de compensación les imponemos sembrar dos, tres, cinco árboles y a veces la comunidad no tiene la solvencia económica de poder comprar un árbol, entonces la Corporación va a contribuir con esa persona regalándole un árbol para que realice su medida de compensación”, agregó Jahanna Castro, directora de la Regional Chiquinquirá de la CAR.

En el proyecto, que lleva cuatro meses de implementación, trabajan todos los colaboradores de la regional, técnicos, asistenciales y de servicios generales, todos con el propósito de apoyar las siembras comunitarias, sumar esfuerzos para la meta de reforestación de la entidad y aportar a la protección del medio ambiente.

“Hacemos jornadas internas con todos los de la Dirección Regional de Chiquinquirá, funcionarios, contratistas y parte administrativa. En una jornada llenamos bolsitas de tierra, en otra colocamos las planticas en esas bolsitas, en otra armamos los germinadores, los semilleros y en otra los regamos”, explicó Sandra González, profesional de la Regional Chiquinquirá

Cada mes se sembrarán en el vivero 100 individuos de especies endémicas de la región.

About Author

Nicolas Espinosa Estevez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola En que podemos ayudarte