El próximo Domingo 6 de Junio a las 2:00 de la tarde en la Plaza de Bolívar, se reunirán más de 400 iglesias de confesión Cristiana Protestante con el fin de realizar una jornada de oración por la situación que atraviesa el País. Esta convocatoria surge desde la expresión natural de líderes comunitarios que ven en la fe, una voz conciliadora que ha sido capaz de opacar odios y el sentido de polarización que atraviesa Colombia.

En cada una de las Localidades de Bogotá desde el pasado 26 de Mayo, Líderes religiosos salieron a las calles a realizar lo que ellos denominaron una retoma de la ciudad desde lo espiritual, desarrollaron jornadas de oración continua, ayunos y vigilias por sectores que sumarán a la gran convocatoria del próximo domingo.

Colombia atraviesa una crisis social, económica, de salud y sobre todo cultural. El llamado de los líderes religiosos se hace desde el anonimato. Las Iglesias de corte Evangélico Protestante llevan más de 90 años haciendo presencia activa en el territorio nacional, es un error decir que han tomado postura política de un lado o de otro, porque su carácter misional les permite conocer y entablar comunidades de fe tanto en zonas guerrilleras como en zonas donde alguna vez hizo presencia activa el paramilitarismo. La Iglesia de Colombia reúne para el domingo 6 de Junio a todas las denominaciones del país e iglesias independientes, un mover histórico nunca antes logrado desde la constituyente del 91 donde la iglesia Evangélica Protestante tuvo un rol activo.

Se precisa mencionar que el liderazgo de la convocatoria obedece a la unidad de miles de Iglesias bajo lo que denominaron “La Oración Nos Une” y es que, precisamente es allí donde se hace un llamado a todos los creyentes, jóvenes y adultos a salir a orar por nuestra nación. Recordemos que Colombia tiene múltiples expresiones confesionales, pero en el ejercicio democrático y amparado en la libertad de cultos la Iglesia Cristiana en Colombia pide al Gobierno Nacional espacios de dialogo y negociación, de escucha activa y resolución de conflictos, pero también hace un llamado a los manifestantes a que permitan la intervención de la iglesia como agente social que conoce los territorios que puede ser canal de dialogo, pero sobre todo sin violencia.

Desde el año 2020, el mover cristiano ha trabajado en la Unidad, recordemos las vigilias de oración Bogotá Ora y Colombia Ora que han logrado unir más de 244.000 personas de manera virtual en cada noche de oración. Este mismo mover se pretende proyectar a las calles a nivel nacional, pero por ahora, el primer paso será que todas las Iglesias en Bogotá salgan este 6 de junio a pedir a Dios por la nación.

About Author

Nicolas Espinosa Estevez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola En que podemos ayudarte