La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN, en desarrollo de investigaciones cambiarias de la Dirección de Fiscalización y con el apoyo de la Dirección de Policía Fiscal y Aduanera, ha detectado redes ilegales de personas naturales, que por cuenta propia o de terceros, y sin contar con el debido cumplimiento al régimen cambiario, realizan servicios de remesas y transferencias de forma ilegal en la frontera colombo-venezolana, operaciones que en cifras equivalentes a 1´268.119´932.000.

Estas redes ingresan y sacan dinero de Colombia a través de la oferta de servicios de remesas de fondos y trasferencias monetarias no autorizadas, encontrando su nicho de negocio en la necesidad de los inmigrantes venezolanos de enviar dinero a sus familias.  

Los servicios ilegales ofertados, presumen un incremento desmesurado de ingreso ilegal de dinero a nuestro país, posiblemente por lavado de activos, en favor de personas o estructuras económicas ilegales que se asientan en la zona de frontera de Norte de Santander; y por los dividendos que obtienen, fungen como inversores o promotores de otras actividades económicas ilegales, afectando de esta forma el orden económico y social colombiano. 

Estas investigaciones administrativas cambiarias han sido adelantadas a través de la Dirección Seccional de Aduanas de Cúcuta, con el apoyo de la Subdirección de Fiscalización Cambiaria, que han ejercido presión y control a dichas modalidades de negocio ilegal, las cuales transgreden los mandatos en materia cambiaria. 

Exportaciones ficticias 

Adicionalmente, en la zona de frontera la DIAN ha descubierto empresas creadas únicamente para simular, como legales, actividades de comercio exterior, mediante operaciones de cambio de obligatoria canalización para ingresar divisas a través de la modalidad de Anticipos para futuras Exportaciones, sin existir una realidad comercial que las avale. 

Se estima la realización de operaciones ilegales por la suma de treinta y ocho mil ciento cuarenta y dos millones novecientos cincuenta y seis mil doscientos sesenta y cuatro pesos ($38.142´956.264), debido también a que las mismas, no cuentan con causas jurídicas que justifiquen la razón de no hacer la operación de comercio exterior, o que no se realice la devolución de las divisas recibidas en la forma establecida por la normatividad cambiaria; permitiendo concluir a la DIAN que estas no tienen otra realidad económica más allá, de un posible ingreso de divisas por lavado de activos. 

Mayores acciones de control  

Ante esta realidad, DIAN y POLFA continuarán fortaleciendo sus acciones y programas de control cambiario que nos permitan proteger el orden económico y social del país, además de hacer presencia institucional en la coyuntura de pandemia. Se busca desestimular estas actividades, que además de transgredir la norma cambiaria, pueden constituirse en fraudes tributarios y/o, operaciones transnacionales de lavado de activos. 

About Author

Nicolas Espinosa Estevez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola En que podemos ayudarte