Hoy en el Concejo de Bogotá se presentó la proposición 552 de 2020 sobre Servicio de Alumbrado Público en Bogotá, en el debate de control político se dieron a conocer cuestiones propias del Convenio Interadministrativo No 766 del 30 de Abril de 1997, suscrito entre el Distrito Capital y la Empresa de Energía de Bogotá S.A ESP; quien como resultado de la reestructuración de esta última, se constituyó en la hoy ENEL CODENSA S.A. – ESP, con el fin de atender la distribución y comercialización del servicio de energía en el Distrito Capital.

El Concejal Marco Acosta denunció que Bogotá le esta pagando el doble a ENEL por concepto de Pago de Servicio de Alumbrado Público y que lo que el Distrito tiene con la Multinacional Italiana es un contrato leonino, porque la empresa Italiana prioriza sus intereses y deja en total desventaja a la ciudad.

Según la Contraloría de Bogotá en el Informe Final de Auditoria de Desempeño La mayor cantidad de recursos al Distrito Capital, por la prestación y operación del servicio de alumbrado público en la ciudad de Bogotá D.C, corresponde al arrendamiento de la infraestructura de Alumbrado Público de propiedad de ENEL, costo que asciende a $861.983.6 millones, valor tomado desde el momento en que inició la ejecución del convenio 766 de 1997 y su Acuerdo Complementario de 2002, hasta el mes de junio de 2019, representando el 52% del valor del activo de infraestructura de alumbrado público, significa que el Distrito Capital ha pagado por alquiler, más de la mitad del valor del activo, costo que deberá seguir pagando indefinidamente, por no tenerse contemplado cláusula de reversión de la infraestructura administrada, construida o modernizada, que le ha demandado al Distrito un costo significativo, sin retribución económica alguna.

De acuerdo con el Departamento Nacional de Planeación se identificaron sobrecostos en la prestación del servicio público de Bogotá de hasta el 104%, el doble de la tarifa que se paga en el mercado regulado. Una de las causas que se asocian a los sobrecostos, según lo señala la evaluación, es la mala negociación de la alcaldía a la hora de contratar el suministro de energía destinada al alumbrado público. En promedio el gasto de administración, operación y mantenimiento por luminaria es de 218.633 pesos. Esto quiere decir que Bogotá le está cancelando cerca de $180.000 mil millones de pesos a ENEL por el servicio de alumbrado público, cifra que de acuerdo con el DNP debería ser por lo menos la mitad es decir $90.000 mil millones de pesos.

El Concejal Marco, también hizo un llamado crítico al Distrito, no es posible que sigamos con un contrato que se lleva nuestros recursos y no evidencia una calidad en el servicio de alumbrado, tenemos varias zonas de la ciudad cooptadas por el crimen que se aprovechan de la oscuridad para promover el negocio de la droga y generar miedo producto de hurtos y violencia en Bogotá.

About Author

Nicolas Espinosa Estevez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola En que podemos ayudarte