La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, participó en la Conferencia Anual del Banco Mundial sobre Economía del Desarrollo, organizada por la Vicepresidencia de Economía del Desarrollo del Banco Mundial.

Este año el tema seleccionado para tratar fue titulado Global Unrest (Descontento malestar mundial), sustentado en las consecuencias e impactos sociales y económicos, que se han generado a escala global debido a la pandemia del COVID-19.

La alcaldesa de Bogotá Claudia López, intervino en el foro moderado por Norman Loayza, director del Grupo de Indicadores Globales, y debatió junto a Carmen Reinhart, vicepresidente y economista jefe del Grupo del Banco Mundial; Ibrahim Elbadawi, director General del Foro de Investigación Económica; Neil Ketchley, profesor de la Universidad de Oslo; y Andrés Velasco, decano de la Escuela de Políticas Públicas de la London School of Economics.

“Puedo decir de parte de Colombia, de Bogotá y de Latinoamérica, que la pandemia ha profundizado mucho más los problemas estructurales que siempre han enfrentado nuestras sociedades, y esto ha sido particularmente más difícil para las mujeres y para la juventud. De hecho, antes de la pandemia, ellos ya tenían los niveles más altos de desempleo y de exclusión de una educación de calidad, de oportunidades, de un empleo formal”, manifestó la mandataria de los capitalinos.

En ese orden de ideas, señaló que durante el último año “desafortunadamente esta inequidad estructural ha empeorado por la pandemia y como resultado los ciudadanos, particularmente los jóvenes, se han tomado las calles demandando cambios, que es algo que por supuesto yo apoyo, porque fui elegida precisamente por estas mujeres y estos jóvenes, por eso entiendo lo que demandan”.

Justamente frente a esos cambios que reclama la ciudadanía, explicó cómo es el Plan de Rescate Social y el cambio de prioridades para la Administración Distrital. “Estamos invirtiendo 6.8 billones de pesos en inversión social este año para atender más educación, más empleo, renta básica, para prevenir el hambre y la pobreza”, explicó.

Así mismo hizo énfasis en la importancia de crear nuevas oportunidades para las poblaciones más afectadas por la pandemia, especialmente los jóvenes y las mujeres. “Pasamos de 20 000 a 50 000 cupos para educación universitaria gratis y de buena calidad. Esto es tener un rescate social, un plan para rescatar a los jóvenes y a las mujeres del desempleo, con una importante inversión pública, para recuperar nuestra economía y nuestras fuentes de trabajo”, destacó.

Antes del cierre, la mandataria distrital aseguró que para poder salir adelante es necesario un plan de rescate a corto plazo, pero sin olvidar posteriormente los propósitos estructurales planteados para la ciudad.

“En este justo instante nuestro programa de rescate social está avanzando, y aunque tenemos diferencias y tensiones a nivel local, estoy agradecida con los actores políticos y sociales de Bogotá, ellos tiene la voluntad para que este contrato por el rescate social avance, porque entendemos que es necesario”, manifestó.

Con la participación en este espacio, la Alcaldesa Mayor aportó al debate global con estrategias incluyentes e innovadoras que ponen en el centro la necesidad de ofrecer respuestas concretas a las necesidades de la ciudadanía, especialmente las que afrontan las poblaciones más vulnerables y para lograr el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, principalmente los relacionados con la equidad y la inclusión.

About Author

Nicolas Espinosa Estevez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola En que podemos ayudarte