ste martes 29 de junio en el barrio Fontanar, en Suba, cinco personas, entre ellos civiles, periodistas y un fotógrafo, resultaron agredidos en medio de la intervención del Esmad. Los enfrentamientos  comenzaron después de que un grupo de jóvenes atacara a los uniformados de la Policía y que acompañaban el encuentro entre la alcaldesa mayor de Bogotá, Claudia López, y el presidente Iván Duque, para anunciar la construcción de la segunda línea del Metro.

El Secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, rechazó la conducta de los integrantes del Escuadrón Móvil Antidisturbios, y advirtió que los responsables ya fueron identificados y separados de sus funciones para ser investigados.

“Ningún ciudadano en la labor periodística o en el ejercicio de sus libertades, puede ser agredido por un miembro de la policía por grabar un procedimiento. Impedirlo o peor, agredirlo, es una clara violación a la libertad de prensa y al mismo Código de Policía” añadió.

A estas declaraciones se suman las del comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Óscar Gómez Heredia, quien lamentó el accionar de los uniformados que realizaron el procedimiento. Aseguró,  “continuamos la investigación y tomaremos las acciones pertinentes que correspondan. Relevamos igualmente todo el personal de esa sección que se encontraba procediendo en esta localidad”.

En ese mismo punto, horas antes, un grupo de manifestantes atacó el carro de la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, justo cuando salía del evento. La jornada dejó dos capturados, quienes serán judicializados en la URI de Paloquemao por los delitos de violencia a servidor público y daños en bienes ajenos.

About Author

Nicolas Espinosa Estevez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola En que podemos ayudarte