Un firme mensaje de acogida y respaldo a la paz con legalidad, abanderó la Vicepresidente y Canciller, Marta Lucía Ramírez, durante su intervención ante el Consejo de Seguridad de la ONU, en Nueva York, donde se desarrolló una sesión especial sobre Colombia. La alta funcionaria sostuvo que el Gobierno del Presidente Iván Duque tiene un compromiso indeclinable con el cumplimiento del Acuerdo con las Farc, y que las cifras dan cuenta de los avances.

“¡No cesaremos en nuestros esfuerzos para proteger a quienes dejaron las armas y le apostaron a la paz! Los avances alcanzados en materia de reincorporación política, económica y social son incuestionables. Para abril de 2021, se registraron 13.998 personas como desvinculadas de las Farc, de las cuales el 99,1% cuenta con afiliación a salud, y el 87,2% a un régimen pensional”, señaló.

En este proceso de reincorporación –sostuvo–, el 85,7% de los excombatientes ha recibido apoyos económicos mensuales del Gobierno, y el 90%, formación para el trabajo, a través del Sena. Hoy, el 95% de reincorporados está bancarizado, el 99% está afiliado al sistema de salud, y más de 13 mil personas han recibido 82.6 millones de dólares en garantías económicas. Adicionalmente, se han destinado USD 4.2 millones para la adquisición de predios para el desarrollo de proyectos productivos y de vivienda.

En su discurso, la alta funcionaria expresó su preocupación por la incidencia, aún patente, del narcotráfico como fuente de ilegalidad y violencia. “Nuestro Gobierno se ha enfrentado a retos conocidos por ustedes y superarlos demanda cambios estructurales. A pesar del esfuerzo del Gobierno y de la sociedad colombiana, el narcotráfico sigue siendo un desafío sobre el cual esperamos que las antiguas FARC avancen con mayor celeridad y profundidad en compromisos reales, incluyendo la identificación de las rutas del narcotráfico y sus aliados internacionales en el negocio, allí está la casusa fundamental de las muertes de tantos líderes en nuestro país, defensores de derechos humanos, líderes de restitución de tierras y, sobre todo, de sustitución de cultivos”.

E instó a la comunidad internacional a arreciar acciones en contra de este delito. “Colombia reitera el llamado a la corresponsabilidad en la lucha contra el narcotráfico y al logro de mayor eficacia para perseguir el procesamiento de drogas, el lavado de activos y otras actividades asociadas, como la deforestación y trata de personas, en cualquier lugar del mundo”, indicó.

Sobre la justicia transicional, la Vicepresidente y Canciller puntualizó que no puede existir ninguna duda del diálogo constructivo y respetuoso del Presidente Duque con la JEP, no obstante, indicó que hay aspectos susceptibles de mejoramiento. “Para los colombianos y quienes han acompañado al país desde la firma del Acuerdo, es primordial que los mecanismos de justicia transicional brinden los mayores resultados a la brevedad, lo cual contribuirá a avanzar sólidamente en el proceso de reconciliación. Si bien se ha progresado en líneas como la del secuestro, que asertivamente ha sido definido por la JEP como crimen de guerra y de lesa humanidad, la sociedad colombiana espera ver mayores esfuerzos y celeridad en los casos de violencia sexual y de reclutamiento de niños”.

La alta funcionaria dejó claro que la situación de violencia en algunas regiones de Colombia, no se debe a problemas con la implementación del Acuerdo. “Cuando se firmó el Acuerdo en 2016, todos los grupos criminales que hoy nos atacan ya existían y a ellos se sumaron las llamadas disidencias de las FARC. No es cierto que la existencia de otras violencias obedezca a un supuesto incumplimiento del Acuerdo. Por el contrario, de manera responsable avanzamos en la implementación, sin escatimar esfuerzos, en la lucha contra grupos armados organizados que se dedican a la explotación de rentas criminales”, dijo.

Se refirió, además, a la apuesta del Gobierno por avanzar hacia una paz con equidad, que incluya a las mujeres, especialmente a las del sector rural. “Colombia, sin duda, puede contribuir a muchos países sobre los avances que tenemos para lograr, desde lo institucional, una verdadera equidad de género. En el 57% de los indicadores del Plan Macro, ya se ha finalizado con un cumplimiento alto o un pleno cumplimiento. Tenemos una hoja de ruta con 51 indicadores de género, que también tienen grandes logros. Las mujeres son protagonistas en la consolidación de la paz y, por eso, quiero destacar la entrega de tierras formalizadas y los apoyos económicos múltiples mujeres, que hacen parte de este proceso”, apuntó.

La Vicepresidente y Canciller agradeció la aprobación unánime de todo el Consejo, con el apoyo del Reino Unido, de la Resolución 2574 de mayo de 2021, que por solicitud de Colombia amplió el mandato de la Misión de Verificación.

“Gobierno privilegia el diálogo, pero condena la violencia”

La Vicepresidente y Canciller aludió también a las recientes protestas ocurridas en Colombia. En este contexto enfatizó en que el Gobierno respalda y avala la protesta, siempre y cuando sea pacífica y no se vea manchada por la violencia, la destrucción y el bloqueo de vías, que amenazan la vida e integridad de los colombianos, así como su libre circulación y el abastecimiento de alimentos y medicinas.

Agregó que el Estado tiene la obligación -legal y moral- de actuar para proteger los derechos del conjunto de la población en el marco de los derechos humanos. “La Fuerza Pública está obligada a proteger las manifestaciones pacíficas, pero también a proteger la seguridad de los ciudadanos, el orden público y los bienes. Aquí hemos visto un proceso de destrucción sistemática, organizada, planeada y financiada para deteriorar las condiciones sociales, políticas y económicas de nuestro país. Es eso lo que hemos vivido, con horror, en Colombia. ¡Creemos en una paz verdadera, que se construye desde las instituciones, la democracia, la división de poderes y la inversión económica para generar empleos!”, afirmó.

Voces de respaldo a Colombia

Durante su intervención, la Vicepresidente y Canciller agradeció el respaldo de la ONU a la implementación del Acuerdo, y el apoyo expreso de varios de los países del Consejo de Seguridad de la ONU. Entre estas voces se destacó la del representante del Reino Unido, embajador James Roscoe, quien subrayó los avances de Colombia en materia de justicia transicional de los últimos meses. “Han sido históricos y aunque han sacado a la luz verdades dolorosas, han dejado constancia de la importancia de todo el sistema de verdad, justicia, reparación y no repetición para la paz”.

También, el representante de México, embajador Juan Ramón De la Fuente, resaltó los pasos significativos que se han dado, cuando se aproxima el quinto aniversario del Acuerdo de Paz. “Celebramos hitos importantes, aunque complejos y dolorosos. El reconocimiento de crímenes es un paso muy significativo para la verdad, la justicia y la reconciliación”, sostuvo.

Entre tanto, el representante de Vietnam, Dinh Quy Dang, manifestó que “la voluntad política para la implementación de la paz es importante” y reconoció los “avances del Gobierno en trabajar por las garantías de seguridad de excombatientes.

About Author

Nicolas Espinosa Estevez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola En que podemos ayudarte