En el marco de la estrategia de esclarecimiento de homicidios colectivos, la Fiscalía General de la Nación judicializó a Wilmar Ortiz Castillo, quien sería el segundo cabecilla del grupo residual Columna Móvil Franco Benavides, por su presunta responsabilidad en los delitos de homicidio agravado en concurso homogéneo; fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas de fuego de uso privativo de las fuerzas militares; y concierto para delinquir agravado.

Un fiscal del Grupo Itinerante de Tumaco adscrito a la Unidad Especial de investigación (UEI), con apoyo de policía judicial del CTI, documentó los hechos ocurridos el pasado 14 de marzo en la vereda Palma de Coco, municipio de Olaya Herrera (Nariño), donde fueron asesinadas 5 personas, cuyos cuerpos fueron hallados en una fosa común entre el 29 y 30 de marzo.

Los elementos de prueba dan cuenta de que el homicidio colectivo habría sido perpetrado por las disidencias a las que presuntamente pertenece Ortiz Castillo, conocido dentro de esa estructura como alias Pato.

El hombre fue capturado mediante orden judicial por el CTI y el Ejército Nacional este 16 de julio, en vía pública de Santander de Quilichao (Cauca).

En audiencias concentradas el juez promiscuo municipal de Caldono (Cauca) acogió la solicitud del ente acusador e impuso medida de aseguramiento en centro carcelario en contra del investigado.

About Author

Nicolas Espinosa Estevez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola En que podemos ayudarte