Luis Alejandro Rincón – subgerente de Gestión de Proyectos y Construcción de Enel Codensa

Enel-Codensa inauguró el primer campo de prueba de cable subterráneo de alta tensión, con el propósito de evaluar la adopción de nuevas tecnologías para uso del subsuelo urbano en condiciones únicas a nivel mundial, como son las de altitud y condiciones de suelo particulares de Bogotá y sus alrededores.

La ceremonia virtual de inauguración del campo de prueba convocada por la Universidad Nacional de Colombia y Enel-Codensa, celebrada en días pasados, que contó con la presencia de Camilo Younes, Vicerrector de investigación de la Universidad Nacional, María Alejandra Guzmán Decana de la facultad de ingeniería de la Universidad Nacional, Gian Paolo Daguer, Gerente de Sostenibilidad de Enel en Colombia y Luis Alejandro Rincón, Subgerente Gestión de Proyectos y Construcción de Enel-Codensa, fue el escenario de presentación de la evaluación de cables subterráneos en condiciones adversas de operación por medio de pruebas que buscan determinar las propiedades físicas, químicas y el funcionamiento de los cables en dichas condiciones.

Luis Alejandro Rincón, Subgerente Gestión de Proyectos y Construcción de Enel-Codensa, señala que la compañía está comprometida con fomentar los conocimientos y capacidades de formación necesarias para facilitar la adopción de nuevas tecnologías que respondan a la macrotendencia de la urbanización. En ese contexto los avances de líneas subterráneas irán tomando cada vez más un papel protagónico en niveles de tensión cada vez más altos.

La inversión en el campo de prueba, realizado en el Laboratorio de Innovación en Alta Tensión y Energía Renovable LIATER y en el marco de la estrategia Open Innovation de Enel, supera a la fecha los $2.000 millones de pesos, que se materializan en nuevos espacios para el aprendizaje y la generación de pruebas de nuevas tecnologías, que transformarán los espacios de la ciudad en lugares visualmente más limpios, sostenibles y con una oferta urbanística de mayor calidad.

Esta inversión permitirá desde ya explorar formas más efectivas de subterranizar redes de alta tensión y promoverá nuevas configuraciones constructivas integradas incluso en presencia de interferencias con otros usos del subsuelo urbano, como futuras líneas de metro subterráneas, avenidas con conectividades subterráneas, entre otros.

También se llevan a cabo pruebas que consisten en el envejecimiento acelerado de los cables subterráneos para identificar fallas en el aislamiento, en los accesorios, para validar la temperatura de operación y verificar durabilidad del sistema de cables.

Camilo Younes, vicerrector de investigación de la Universidad Nacional de Colombia afirma que con la puesta en marcha del campo de prueba de cables de alta tensión subterráneo, la Universidad Nacional de Colombia amplía su capacidad para desarrollar pruebas de laboratorio, servicios de investigación e innovación para el sector energético de Colombia y Latinoamericano, y contribuir a los retos del proceso de modernización de la red de energía eléctrica.

En el marco del evento el vicerrector Younes, también destacó la importancia en el corto plazo de este proyecto colaborativo para la conservación paisajística, la mitigación del calentamiento global y, en la transición energética apalancando desarrollos de movilidad en vehículos o trenes y construcción de redes eléctricas subterráneas.

About Author

John Didier Rodriguez Marin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola En que podemos ayudarte