Carolina Urrutia, Secretaria de Ambiente de Bogotá

Cerca de dos años se cumplen del inicio del reverdecimiento de Bogotá. Desde el primer día de su gobierno, la alcaldesa mayor de Bogotá Claudia López, se fijó, como uno de sus principales objetivos, lograr una ciudad más verde, tarea que busca respetar y darle la jerarquía que se merece a las áreas protegidas del Distrito (Estructura Ecológica Principal), y que, además, la ciudad sea un ejemplo de resiliencia ante los cambios y retos que trae la crisis climática.

En el marco de la rendición de cuentas ‘Bogotá Reverdece’, la alcaldesa mayor de Bogotá, Claudia López dijo que es crucial en este reverdecimiento de Bogotá, “que este propósito con la vida, con sembrar, con proteger la naturaleza y los humedales no se acabe en este gobierno; Bogotá necesita reverdecer siempre, siempre”, manifestó.

En ese sentido, la alcaldesa insistió en la importancia de apoyar el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) para continuar en el camino del reverdecimiento de Bogotá.

“Por eso es tan importante que apoyemos el POT y que le pidamos al Concejo con todo el afecto, pero con todo respeto que apruebe el POT, que apruebe el reverdecimiento de Bogotá, que se comprometan todos los concejales, todos los que en el futuro quieren ser alcaldes, a que tienen que seguir sembrando árboles, a que tienen que seguir cuidando la vida, a que tienen que seguir cuidando los humedales, a que tienen que seguir cuidando los animales, a que mantengan el programa de ‘Mujeres que Reverdecen’ para que todos los años más mujeres cuidadoras aprendan a sembrar”, indicó la mandataria.

De la misma manera, enfatizó que reverdecer a Bogotá no es un capricho, sino una necesidad del planeta; “si no reverdecemos a Bogotá corremos el riesgo de que un día no tengamos agua, de que un día sea el calor, otro día las lluvias intensas que se inunde la ciudad y no podemos vivir en ella”, manifestó.

Sobre su participación en la cumbre climática COP26 celebrada la semana pasada en Glasgow (Escocia), la alcaldesa subrayó la importancia de la integración para el cuidado del planeta.

“Tenemos que cuidar el planeta juntos, de nada nos sirve si cuidamos el planeta en Tunjuelito y no lo cuidamos en Kennedy, o sí cuidamos en Kennedy y no en Suba”. A su vez, agregó que “fuimos a contarles todo esto que estamos haciendo, y nos felicitaron, nos dijeron: qué bueno el Plan de Acción Climático de Bogotá, qué bueno que estén reverdeciendo, que estén reforestando, que estén reciclando, que quieran cerrar Doña Juana, que vayan a pasar el transporte público a transporte limpio”, comentó la Alcaldesa Mayor.

Plan de Acción Climática

Para el reverdecer de Bogotá, uno de los pasos más importantes que ha dado la Administración, a través de la Secretaría de Ambiente, fue la puesta en marcha del Plan de Acción Climática (PAC), una hoja de ruta a corto, mediano y largo plazo para descarbonizar la economía y disminuir en un 15 % las emisiones a 2024, en un 50% a 2030 y lograr la carbono-neutralidad en 2050. Todo esto, sumado a diferentes estrategias permitirá que la capital mitigue, enfrente y sea resiliente ante la crisis climática, que ya es una realidad.

Precisamente, la Administración de la alcaldesa Claudia López ha identificado la contaminación atmosférica como la mayor problemática ambiental de la ciudad y la Secretaría de Ambiente ya puso en marcha el Plan Estratégico para la Gestión Integral de la Calidad del Aire, una iniciativa para implementar acciones encaminadas a reducir la concentración de contaminantes. Esta herramienta de gobernanza involucra al sector público y privado, la academia, colectivos ambientales y ciudadanía en general para que desde sus posiciones generen un cambio de hábitos y colectivamente se construyan las políticas necesarias para la gestión integral de la calidad del aire.

Además, a través de la apuesta de la alcaldesa, ‘Mujeres que reverdecen’, con sus dos estrategias ‘Aprender haciendo’ y ‘Sembradoras por la ReactivAcción’, la Administración Distrital busca promover la recuperación económica sostenible, mediante el fortalecimiento de capacidades y apoyo económico a más de cinco mil mujeres, especialmente en situación de vulnerabilidad.

“Para reverdecer a Bogotá, caminar más, quemar menos gasolina, menos diésel; para reverdecer a Bogotá montar más en bicicleta, para reverdecer a Bogotá aprender a sembrar y cuidar árboles, jardines, para reverdecer a Bogotá aprender a cultivar la huerta en nuestra casa y comunidad, comida limpia, comida cercana, comida a precios justos, para reverdecer a Bogotá aprender a reciclar, separar en la casa”, sostuvo la Alcaldesa Mayor en la rendición de cuentas.

Nuevo manejo del arbolado en Bogotá

Cambiar sustancialmente la forma en que se miraba el arbolado y desarrollar un modelo de plantación para su reverdecer es la nueva política que ha implementado la Administración. Desde el primer día, todas las entidades han estado comprometidas y con el apoyo de la comunidad, se han plantado más de 116 mil árboles. Además, actualmente, ya hay 292 mil 169 nuevos individuos en viveros del Distrito, que serán plantados en los próximos meses, para alcanzar la meta de cerca de un milón nuevos árboles.

Esta cifra aumentó, gracias al compromiso de toda la Administración. Por ejemplo, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá, la Uaesp, el Jardín Botánico y las alcaldías locales aumentaron sus metas de plantación; además, gracias a los programas Mujeres que reverdecen: Aprender haciendo y Sembradoras por la ReactivAcción se alcanzará este propósito.

Adicionalmente, el nuevo manejo del arbolado en Bogotá tendrá como eje principal la participación ciudadana, la cual ya es incidente y efectiva. ¡Bogotá reverdece con participación, confianza y decisión!

Por otro lado, la Secretaría de Ambiente expidió la resolución para manejar el arbolado en obras. Ahora, con la fórmula 5×1: mínimo cinco árboles plantados por cada árbol talado, más conservaciones y traslados, incorporación de arbolado en los diseños de las obras públicas y privadas, y compensaciones más exigentes por tala, son los pilares del nuevo modelo de manejo silvicultural en la ciudad.

La forma de compensación busca reverdecer a la ciudad y esta tendrá en cuenta el porte del árbol, la altura, el diámetro del tronco, la biodiversidad y la presencia de avifauna, entre otros.

Desde el Jardín Botánico: más verde, más vida

El Jardín Botánico ha sembrado, en los dos últimos años, 87 mil 986 individuos arbóreos y, además, ha plantado mil 157 m2 de jardines y ha realizado mantenimiento de 136.000 metros cuadrados de estos. Con actividades de poda, plateo y rebordeo de cerca de 330 mil árboles jóvenes y adultos las coberturas vegetales de la ciudad gozan de buena salud, a lo que se suma el manejo integral de plagas y enfermedades, cuya meta se incrementó en 533 % en lo corrido de esta administración.

Todas estas acciones han contado con la participación activa e incidente de la comunidad, que en lo corrido de la Administración ha vinculado 292 mil 310 personas a las estrategias de cultura ciudadana, participación y educación ambiental con enfoque territorial, diferencial y de género, a través de iniciativas como las jornadas Replantando Confianza, redes de cuidadoras y cuidadores del entorno ambiental, y las actividades del programa Naturaleza, Salud y Cultura, entre otras.

Bogotá reverdece también con seguridad alimentaria y reactivación económica desde el Programa de Agricultura Urbana y Periurbana, que ha logrado el fortalecimiento y apoyo con insumos, material vegetal y equipos de 4 mil 635 huertas. El impulso y comercialización de productos frescos y amigables con el medioambiente a cerca de 200 beneficiarios entre agricultores urbanos, productores rurales, comerciantes de plazas distritales, comunidades indígenas y emprendedores de mercados verdes, por medio de la iniciativa Bogotá es Mi Huerta: Mercados campesinos agroecológicos, que ha tenido el apoyo de la Secretaría de Desarrollo Económico y el IPES.

Gracias a un trabajo articulado con otras entidades del Distrito, el Jardín Botánico transformó en huertas comunitarias tres antiguas “ollas” del microtráfico, para contribuir a la transformación del centro de Bogotá y así reverdecer la vida y el entorno de jóvenes, niñas y niños, líderes comunitarios y vecinos de las localidades de Los Mártires y Santa Fe.

Cuerpos hídricos limpios y saneados para el reverdecer de Bogotá

A través de acciones de gran impacto en gestión ambiental, el cuidado y suministro de agua, la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá ha mostrado su compromiso con el reverdecer de Bogotá. Entre 2020 y 2021 ha sembrado más de 16 mil 400 árboles que permitirán la recuperación del sistema hídrico. Así mismo, se han adquirido más de mil 330 hectáreas de conservación, que equivalen a mil 778 canchas de fútbol como el estadio El Campín.

Además, con el fin de contribuir a la ampliación de la meta de árboles plantados en la ciudad, el Acueducto pasó de 47 mil a 100 nuevos árboles que dispondrá cerca a ríos, quebradas y humedales del Distrito.

Además, en la protección de los humedales se han extraído 4.400 metros cúbicos de residuos sólidos de estos cuerpos de agua (el equivalente a cerca de 629 volquetas) en las tareas de mantenimiento de zonas de gran importancia en el equilibrio hídrico y el cuidado de diferentes especies que los habitan. También, el Acueducto logró corregir más de mil 450 conexiones erradas, tarea que ha tenido

una inversión de más de $47 mil millones y que permitirá que las aguas residuales no lleguen a estos ecosistemas.

Frente a las tareas de mitigación ante el cambio climático, la EAAB ha logrado el Plan de Manejo de la Huella de Carbono en sus tareas operativas para reducir emisiones de gases contaminantes en un 8 %. Además, la Empresa identificó 139 proyectos con potencial para ser financiados con un bono verde por un valor de 243 millones de dólares.

Además, la EAAB renovó su sello de Carbono Neutro, gracias a su compromiso ambiental con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y es la única empresa de servicios públicos del país con esta certificación por parte del Icontec.

Bogotá reverdece protegiendo todas las formas de vida

Bogotá ha transformado la cultura ciudadana al reconocer que los animales son seres sintientes y que existen dinámicas particulares en la relación humano-animal. Mediante acciones de sensibilización, educación y participación ciudadana se ha logrado impactar a más de 20 mil personas. Cada día el trabajo es más cercano a la ciudadanía, al identificar las necesidades propias de cada territorio, siempre en el marco del enfoque diferencial, poblacional y de género.

El acompañamiento a los procesos de presupuestos participativos para brindar asistencia técnica sobre los criterios de viabilidad y elegibilidad del concepto de gasto en bienestar animal se ha realizado según la metodología dada por la coordinación de este proceso. Además, el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal (IDPYBA) ha acompañado las asambleas temáticas y los laboratorios cívicos en las 20 localidades para socializar el concepto de gasto, criterios de viabilidad y asesorar a la ciudadanía en la cocreación de iniciativas en el marco de los laboratorios cívicos. Se revisaron 279 iniciativas ciudadanas para emitir concepto técnico preliminar y así dar continuidad al proceso.

Más de 80 mil animales se han visto beneficiados gracias a los diferentes programas y servicios del Instituto. Cerca de 63.000 animales de compañía han sido esterilizados de forma gratuita, tanto en los estratos 0, 1, 2 y 3 como en condición de calle. Adicionalmente, se han atendido más de 12 mil animales a través de las Brigadas Médicas con servicios gratuitos como valoración primaria, desparasitación (interna y externa) e implantación de microchip para perros y gatos.

Finalmente, se ha ampliado y mejorado la capacidad de respuesta a través de la apertura de nuevos canales de atención como la línea contra el maltrato animal, el aplicativo Esterilizar Salva y la apertura del punto fijo de esterilizaciones gratuitas en nuestra Unidad de Cuidado Animal.

En este sentido, la Secretaría de Ambiente también ha logrado recuperar más de 11 mil animales silvestres que fueron extraídos de su hábitat natural y que eran movilizados, comercializados o tenidos como mascotas de manera ilegal en diferentes zonas de Bogotá.

Reciclaje y aprovechamiento para reverdecer Bogotá

Por su parte desde la Uaesp se ha construido el Modelo de Aprovechamiento de Residuos para transitar hacia la economía circular y reducir el enterramiento de residuos en el predio Doña Juana, convirtiéndolo en el Parque de Innovación en la Gestión de Residuos.

Pasamos de enterrar 6 mil 753 ton/día en 2019, a 6 mil 172 ton/día hasta septiembre de 2021, bajando 581 toneladas diariamente; esto, gracias a que en Bogotá se generan actualmente 7 mil 794 toneladas de residuos, 148 menos que las reportadas en 2019.

Además, se potenció y tecnificó la Planta de Residuos Orgánicos de Sineambore, en Mochuelo Bajo, Ciudad Bolívar, y se inauguró la segunda Planta de Orgánicos operada por MyM Universal, en Usaquén.

Así mismo, creamos el primer Punto Limpio en el que, durante 17 meses, se han tratado más de 150 mil toneladas de escombros para su reutilización. De igual manera, los recicladores aprovechan 1.260 ton/día, en materiales como plásticos, cartón, papel, vidrio, entre otros, evitando que lleguen a enterramiento.

Construimos el primer mobiliario urbano hecho con madera plástica, ubicado en la ciclorruta de la Calle 13, en el que se utilizaron 8 toneladas de residuos plásticos.

También, lanzamos el Primer Observatorio de Residuos, una herramienta que permite conocer la cantidad y tipo de residuos que se generan, entierran y aprovechan.

Se reactivaron las Mesas Distritales de Recicladores para dialogar los temas importantes para este gremio. En total, se han realizado cinco, con participación de

más de 90 organizaciones en cada una. Aumentó la cantidad de recicladores inscritos en el registro Único de Recicladores de Oficio -RURO-, pasó de 23.793 en diciembre de 2019 a 24 mil 895 con corte a septiembre de 2021. De igual manera, se incrementó el número de organizaciones formalizadas e inscritas en el Registro Único de Organizaciones de Recicladores -RUOR-, pasando de 74 en diciembre de 2019 a 136 en septiembre de 2021.

Tecnificamos el proceso de carnetización de la población recicladora. A la fecha

8.030 personas cuentan con su documento que los acredita formalmente como recicladores de oficio de Bogotá.

About Author

John Didier Rodriguez Marin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola En que podemos ayudarte