Leonidas Nárvaez, Gerente

La Empresa Metro de Bogotá (EMB) firmó este viernes, con la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN), un contrato interadministrativo con el fin de adelantar los estudios y diseños a nivel de factibilidad de los componentes técnicos y financieros de la expansión hacia el norte, en 2,8 kilómetros, hasta el sector de la calle 100, de la Primera Línea del Metro de Bogotá (PLMB).

Con la suscripción del contrato se confirma que el primer tramo del metro de la capital de la República no irá hasta la calle 72, como estaba presupuestado inicialmente, sino hasta la calle 100, al norte de la capital colombiana, permitiendo conectar el sistema con un nuevo corredor verde alimentador, que se integrará igualmente en la avenida Primero de Mayo.

El contrato, suscrito por un valor de 13.188 millones de pesos y un plazo de ejecución de 10 meses, tiene como objeto realizar un levantamiento de información y evaluar alternativas de emplazamiento geométrico de la extensión, así como el análisis y documentos para la contratación de la extensión que se deberá integrar a la infraestructura y a la operación de la PLMB.

La Primera Línea del Metro de Bogotá, totalmente financiada por la Nación, el Distrito y la banca multilateral, estaba presupuestada inicialmente con una extensión de 23,9 kilómetros, partiendo desde el Portal Américas hasta la avenida Caracas con calle 72, a lo largo de la avenida Villavicencio, la avenida Primero de Mayo, la calle 8 sur y la calle 1, donde se construirán 16 estaciones. Con la extensión de 2,8 kilómetros también se posibilita la implantación de 2 o 3 nuevas estaciones.

Desde el inicio de la actual administración distrital, se planteó la necesidad de expandir la red metro, a partir del proyecto contratado de la PLMB, como siguiente paso en la consolidación de una red férrea en Bogotá.

En este sentido, como parte del proceso de planeación de proyectos, la Empresa Metro de Bogotá S.A., desarrolló un documento de identificación preliminar de alternativas de expansión del sistema metro, en el cual se realizó un análisis estratégico que permitió identificar necesidades de expansión y plantear alternativas de solución que deberán ser analizadas en los siguientes pasos del proceso de planeación.

La expansión definida, completará un circuito de líneas de metro y corredores verdes alimentadores que permitirán servir los sectores más densamente poblados de la ciudad y descongestionar aún más las líneas de TransMilenio, conectando la ciudad con la región hacia el norte y constituyendo la base de la red de transporte masivo de Bogotá.

La nueva extensión, beneficiará a 135.000 habitantes más, además de los que ya se tenían determinados en la vía alimentadora de la avenida 68 y la PLMB tramo 1 como estaba planeada hasta el momento.

Datos clave de la extensión de la Primera Línea del Metro de Bogotá hasta la calle 100:

⦁ Longitud: Entre 2,8 y 3 km
⦁ Estaciones de Metro: 2 a 3 estaciones
⦁ Conexión modal con Regiotram del Norte y la Alimentadora de Metro de la Av. 68.
⦁ Amplía la cobertura de la PLMB generando un mejor servicio, mejorando la red de transporte público de la ciudad y propiciando menores tiempos de desplazamiento y una mayor cantidad de viajes en medios de transporte sostenible.
⦁ Descongestiona el nodo de la calle 72, permitiendo distribuir los viajes, conectando la región norte de la Sabana con la infraestructura de la red de transporte masivo de Bogotá.
⦁ Aumentaría en 100.000 abordajes diarios el uso de la Línea 1. Esto corresponde a un incremento del 17% sobre los 590.000 abordajes diarios previstos para el 2030.
⦁ Posibilidad de continuar una futura extensión de la línea aún más al norte.

About Author

John Didier Rodriguez Marin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola En que podemos ayudarte