Libardo Asprilla, Director Instituto para la Economía Social, IPES

El Instituto para la Economía Social-IPES, en articulación con entidades financieras lanza la estrategia “Financiando Sueños” dirigida a comerciantes, vendedoras y vendedoras informales, con el propósito de brindar créditos financieros al público objeto de atención de la Entidad.

Las entidades financieras participantes son Bancolombia, Davivienda, Banco de Bogotá, Corporación Microcrédito AVAL (Fundación Grupo AVAL), Bancamía, Fintech SINOVE y Colpensiones, quienes producto de las diferentes mesas de trabajo con el IPES se han aliado para mejorar la situación financiera que viven los comerciantes, vendedoras y vendedores informales y se unen a esta iniciativa brindando reducción de tasas de interés, créditos preaprobados, bancarización, educación financiera y BEPS.

En los ejercicios de caracterización e identificación de vendedores informales, el IPES ha evidenciado que la principal brecha que tiene la población es frente el acceso a liquidez, sumado a esto, las dificultades para acceder a financiamientos del sector bancario, debido a que muchos no cuentan con una vida crediticia.

“Desde el IPES le hemos declarado la guerra a los gota a gota que se aprovechan de la necesidad de las vendedoras y vendedores informales con préstamos a unas tasas de interés altísimas. Es así, que para frenar esta práctica venimos trabajando de la mano del sector bancario para que, Financiando Sueños, permita acceder a créditos sin mayores requisitos”. Manifestó Libardo Asprilla, director del IPES.

Financiando Sueños, se suma al Plan de Navidad del IPES, con el que se le apuesta a la reactivación económica de los emprendedores de la economía social de Bogotá.

“Lo que buscamos es que las vendedoras, vendedores informales y comerciantes puedan acceder a líneas de créditos comerciales, a tasas que no tienen nada que ver con la usura y que dejen de estar sometidos a la financiación de los gota a gota. Esta estrategia, permite que la población informal solicite un crédito y que tengan mas posibilidades de liquidez, para que puedan surtir sus emprendimientos”. Indicó el director del Instituto.

Durante la jornada las entidades bancarías concedieron créditos preaprobados, lo que facilita la posibilidad de obtener liquidez en el muy corto plazo. Adicionalmente, se otorgó la posibilidad de bancarización a través de medios tecnológicos con la entrega de códigos QR sin costos transaccionales.

A esta iniciativa, se suma Colpensiones con su producto Piso de Protección Social-PPS, con el que le apuesta a disminuir la desigualdad en el corto plazo, a través de cobertura en salud subsidiada, protección a la vejez con el programa BEPS de Colpensiones, acceso a un seguro inclusivo y cajas de compensación familiar.

Es decir, las vendedoras, vendedores y comerciantes que se afielen a los Beneficios Económicos Periódicos-BEPS, pueden realizar aportes mensuales sin fijarse un tope mínimo, tendrán un seguro de vida sin costo para el ahorrador y reciben una rentabilidad del 20% a todos los depósitos realizados

“En Bogotá la edad promedio de un vendedor es de 47 años y el promedio de permanencia en el espacio público es de 17 años. Por consiguiente, 15 de cada 100 personas son mayores de 60 años. La población informal de Bogotá se está envejeciendo sin ninguna seguridad que les brinde bienestar y los acompañe en su vejez. Concluyo, Libardo Asprilla.

About Author

John Didier Rodriguez Marin

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola En que podemos ayudarte